%PM, %28 %889 %2020 %15:%Ene
Padre William Riascos, una vida de servicio por la comunidad afro

Por: Pastoral Afro, Arquidiócesis de Cali

 

El padre William Riascos, misionero franciscano, estaba lleno del anhelo de servir a su pueblo, el pueblo negro, del que hacía parte desde su nacimiento en López de Micay, en la Costa Pacífica caucana. Le enojaban las injusticias históricas devenidas en presentes, incluso desde la Iglesia.

 

Inició, de manera casi oficial, la Pastoral Afro en la Arquidiócesis de Cali varios años antes de su inicio formal con la llegada de los misioneros de la Consolata, por decisión de Mons. Isaías Duarte Cancino.

 

El padre William contaba un módulo en las oficinas de la Curia Arzobispal en el centro de la ciudad, allí discutía documentos sesudos sobre la educación específica para el pueblo afro; llegó a organizar un “epita”, un pequeño encuentro de Pastoral Afro regional, en lo que en esa época era la Curia Alterna y hoy es el Centro de Pastoral y Espiritualidad Afro de la Arquidiócesis de Cali. En ella presentó, entre otras cosas, una novena afro que quería ser, al mismo tiempo, una cartilla de reivindicación de derechos étnicos. Inició el contacto con las hermanas del Santo Ángel, las “párrocas” de Robles, en Jamundí. Años después, fundó con mujeres afro la organización Huellas Africanas en Buenaventura, hermana de la Pastoral Afro y ambiciosa en sus búsquedas.

 

De acuerdo con María Rubidia, activa en el proceso de Pastoral Afro en Cali, el padre William: desde sus inicios como seminarista siempre fue muy activo y en su paso por la ciudad de Cali trabajó incansablemente por las comunidades afro, fue pilar fundamental en el proceso de Pastoral Afro, hoy con reconocimiento de la Arquidiócesis, durante su servicio por ésta ciudad promovió la lucha por los derechos de las comunidades afro, impulsó el liderazgo juvenil y apoyó el emprendimiento social, como herramienta para aportar al desarrollo social.

 

 

Los siguientes son algunos de los pronunciamientos de personalidades y amigos del padre William Riascos:

Pbro. Venanzio Mwangi I.M.C. - Delegado de la Pastoral Afro, Cali.

“Un profundo dolor aquí en la tierra, pero hoy suenan más que nunca los tambores en el cielo. Que descanse en paz nuestro hermano y ancestro Pbro. William Riascos”.

 

Pbro. Neil Alfonso Quejada Mena - Director de la Pastoral Afro de Urabá y el Darién.

“Que desde el mundo de nuestros ancestros siga dinamizando nuestras luchas. Él, como Elegguá, nos mostró el camino. Que su memoria siga resonando cuan marimba libertaria en el Petronio Ancestral de nuestra lucha diaria.

Paz en la tumba de este misionero, fundamental en la historia de la relación entre la Iglesia y el pueblo negro en Cali y sus alrededores.”

 

Pbro. Luis Armando Andrade

 

“Gracias Señor de la vida por regalarnos a Fray William Riascos, por el don de su persona, por su vida entregada a la causa afro, por su vocación y servicio franciscano, le pedimos que acoja a nuestro amigo y hermano en la casa paterna y le ponga en la mesa del banquete del Reino. Oh dulce corazón de María, sed la salvación mía.”

Pero si esperamos lo que todavía no tenemos, en la espera mostramos nuestra constancia (Rom. 8,25).

 

Pbro. Emigdio Cuesta Pino - Secretario Ejecutivo CNOA

“En la Pastoral Afrocolombiana y el Movimiento Social Afrocolombiano estamos de luto. Nuestro amigo, hermano y compañero de camino Pbro. Willian Riascos, Franciscano, misionero, uno de los fundadores de la Pastoral Afrocolombiana, se unió el día 13 de enero del 2020 al panteón de los y las ancentros. Con profundo sentimiento de tristeza y desconcierto por cómo se dio nuestra relación con él en los últimos años, invito a recordarle y honrar su memoria por todo lo vivido y compartido con él, que es fuerza para nuestro caminar como pueblo afrocolombiano. Recuerdo agradablemente su pasión por los cambios, la libertad y las reivindicaciones con dignidad y compromiso del pueblo negro, como él decía. A su memoria nuestro compromiso permanente con el pueblo y sus causas. Hermano William, ahora desde el lado de Dios y nuestros ancestros y ancestras acompaña nuestras causas.

 

Gracias, Pastoral afro de Cali, los cantos y nuestros tambores deben seguir sonando para despedir a un gran hombre de la Pastoral, William, resucita en nuestros esfuerzos por la visibilidad, en contra del racismo estructural, histórico y sistemático que se vive en nuestro país. William, es y será presencia viva en la Pastoral y en el movimiento social afrocolombiano. A su memoria, unidos en oración. El panteón de nuestros ancestros y ancestras se enriquece con su presencia.”