Super User

Super User

%AM, %13 %704 %2015 %10:%May

Ubicación

 

La Arquidiócesis de Cali está situada en el Departamento del Valle del Cauca al suroccidente de Colombia. Es una jurisdicción religiosa católica que acompaña espiritualmente a los habitantes de los municipios de Cali, Jamundí, Yumbo, Dagua y La Cumbre.

Limita por el Norte con la Diócesis de Palmira; por el Sur con la Arquidiócesis de Popayán; por el Oriente con la Diócesis de Palmira y la Arquidiócesis de Popayán y por el Occidente con la Diócesis de Buenaventura.

La sede episcopal corresponde a la ciudad de Santiago de Cali, fundada en 1536, que cuenta con una población aproximada de 2.219.633 habitantes.

El Papa San Pío X creó la Diócesis de Cali el 7 de julio de 1910, segregándola de la Arquidiócesis de Popayán. Nombró como primer Obispo a Mons. Heladio Posidio Perlaza Ramírez, quien se posesionó el 24 de agosto de 1912. Por Bula del 20 de junio de 1964, el Papa Pablo VI elevó la Diócesis a la categoría de Arquidiócesis.

La mayoría del territorio de la Arquidiócesis es terreno plano situado entre 800 y 1000 metros sobre el nivel del mar con tierras muy fértiles. Por el occidente atraviesa el ramal occidental de la Cordillera de Los Andes que alcanza 4.200 metros de altura en el pico más alto de los llamados Farallones de Cali.

La Arquidiócesis de Cali está ubicada en el Departamento del Valle del Cauca en Colombia, situado en el suroccidente del país, entre la Región Andina y la Región Pacífica. Gran parte del departamento está en el valle geográfico del Río Cauca, entre las cordilleras occidental y central y de donde proviene su nombre. Su capital es Santiago de Cali.

 

PROVINCIA ECLESIÁSTICA DE CALI

Las diócesis se agrupan, según del CÓDIGO DE DERECHO CANÓNICO (CC 431-446), en provincias eclesiásticas delimitadas territorialmente, con la finalidad de promover una acción pastoral común en varias diócesis vecinas y fomentar, de manera más adecuada, las recíprocas relaciones entre los obispos diocesanos.

En cada Provincia debe haber una diócesis, que por su antigüedad o su importancia, reciba el título de “Arquidiócesis Metropolitana”. Las demás diócesis, en cambio, reciben el título de Diócesis “Sufragáneas”.

Cali, por lo tanto es Arquidiócesis Metropolitana cuyas diócesis sufragáneas son: Buenaventura, Buga, Cartago y Palmira.

La Arquidiócesis de Cali, comprende los municipios de: Santiago de Cali, Jamundí, La Cumbre, Dagua, Yumbo

  

 

La Arquidiócesis de Cali está ubicada en el Departamento del Valle del Cauca en Colombia, situado en el suroccidente del país, entre la Región Andina y la Región Pacífica.

 

 

 

 

%AM, %13 %702 %2015 %10:%May

Líneas Pastorales prioritarias

Nueva Evangelización 

La organización pastoral de la Arquidiócesis de Cali  ha optado por una nueva evangelización; evangelización llena de Espíritu Santo, encarnada en la realidad concreta de las parroquias, participativa en donde  todos somos corresponsables en los procesos de madurez  en la fe y en la opción del compromiso cristiano. La Nueva Evangelización quiere formar cristianos adultos, verdaderos discípulos del Señor, donde todos vivamos el misterio de la Iglesia en pequeñas comunidades para ser misioneros comprometidos con la construcción en el mundo del Reino de Dios.

 

Familia 

La familia es el valor más querido por nuestros pueblos y creemos que se debe asumir la preocupación por ella como uno de los ejes fundamentales  de toda la acción evangelizadora de la Iglesia. Se debe por tanto impulsar una acción pastoral dentro de los ambientes de la familia que promueve la cultura de la vida, que defienda los derechos de las familias, y ayude a construir una familia cristiana fundada en el sacramento del matrimonio, signo transparente del amor de Dios. La familia debe asumir su ser y misión en el ámbito de la sociedad y de la Iglesia. (Aparecida, nn 432-436)

 

Reconciliación

Es necesario educar y favorecer en toda la Arquidiócesis de Cali los gestos, obras y caminos de reconciliación y amistad social, de cooperación e integración. La reconciliación está en el corazón de la vida cristiana. Es iniciativa propia de Dios en busca de nuestra amistad, que comporta consigo la necesaria reconciliación con el hermano.  La Iglesia ha de educar y conducir cada vez más a la reconciliación con Dios y con los hermanos. Hay que sumar y no dividir. Es necesario cicatrizar las heridas de la violencia, del secuestro, evitar las exasperaciones y polarizaciones que hacen daño a la patria.

Educación

La Escuela católica está llamada a una profunda renovación. Debemos rescatar la identidad católica de nuestros centros educativos por medio de un impulso misionero valiente y audaz, de modo que llegue a ser una opción profética plasmada en una pastoral de la educación participativa. Dichos proyectos deben promover la formación integral de la persona teniendo su fundamento en Cristo, con identidad eclesial y cultural, y con excelencia académica. Además ha de generar solidaridad y caridad con los más pobres.

El acompañamiento de los procesos educativos, la participación en ellos de los padres de familia, y la formación de docentes, son tareas prioritarias de la pastoral educativa.

Se propone que la educación en la fe en las instituciones católicas sea integral y transversal en todo el currículum, teniendo en cuenta el proceso de formación para encontrar a Cristo y para vivir como discípulos y misioneros suyos, e insertando en ella verdaderos procesos de iniciación cristiana. Asimismo se recomienda que la comunidad educativa, (directivos, maestros, personal administrativo, alumnos, padres de familia, etc.) en cuanto auténtica comunidad eclesial y centro de evangelización, asuma su rol de formadora de discípulos y misioneros en todos sus estamentos. Que desde allí, en comunión con la comunidad cristiana que es su matriz, promueva un servicio pastoral en el sector en que se inserta, especialmente de los jóvenes, la familia, la catequesis y promoción humana de los más pobres. Estos objetivos son esenciales en los procesos de admisión de alumnos, sus familias y la contratación de los docentes.

%AM, %13 %693 %2015 %10:%May

Zonas Episcopales

  

 

%AM, %13 %621 %2015 %08:%May

Misión / Visión

MISIÓN

Evangelizar a los hombres y mujeres que viven en la Arquidiócesis de Cali para que lleguen a ser plenamente discípulos de Jesucristo y misioneros suyos, que trabajen con el poder del Espíritu Santo y la protección de Santa María Virgen, para establecer el Reino del Padre en el mundo.  

 

VISIÓN

Que la Arquidiócesis de Cali sea para el 2020 una Iglesia en comunión, evangelizada, misionera, profética y viva, en constante conversión, animada por miembros coherentes, que camina con los pobres y excluidos, comprometida con un plan evangelizador vinculante, que asuma con audacia la defensa de la vida y la familia, con comunidades parroquiales renovadas y líderes capaces de transformar la sociedad, utilizando las nuevas tecnologías y sus medios para la eficaz evangelización.

 

Página 89 de 89