%PM, %09 %112 %2017 %20:%Nov

Proceso de formación

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Etapas de la Formación

Pre – Seminario:

A. El Preseminario es la primera etapa de la formación al ministerio. Tiene como objetivo ayudar a los candidatos a tener una visión correcta de lo que es el sacerdocio, una buena iniciación en la vivencia del misterio de la fe (oración, liturgia, estudio de la Palabra) y una buena práctica apostólica (misiones populares).

Es una etapa recomendada por el Papa Juan Pablo II: “Pido que haya un período adecuado de preparación que preceda la formación del Seminario: «Es útil que haya un período de preparación humana, cristiana, intelectual y espiritual para los candidatos al Seminario mayor…” (P.D.V. 62).

B. Todos los alumnos del Seminario Mayor de Profesionales tienen que haber participado de manera constante en las actividades programadas por la Pastoral Vocacional de la Arquidiócesis de Cali.

C. Durante la etapa del Preseminario se tratará de conocer (de manera adecuada) aspectos importantes de la vida de los candidatos tales como su historia personal, familiar, profesional, su madurez afectiva, la calidad de su vida cristiana y las  motivaciones vocacionales.

D. La Pastoral Vocacional de la Arquidiócesis es la que presenta los candidatos al Seminario Mayor de Profesionales. El Consejo de Formadores es quien oficialmente acepta a los aspirantes y el rector quien comunica la decisión a los interesados.

Año Introductorio:

A. El año introductorio es la etapa de formación en la que regularmente deberían empezar todos los estudiantes del Seminario Mayor de Profesionales. Este periodo de la formación se hace como miembro de la comunidad del Seminario y es una transición entre el ámbito profesional y el ámbito eclesial. Se espera que el candidato en este periodo de la formación continúe profundizando sus motivaciones vocacionales a través de los elementos de formación que le ofrece el Seminario.

B. En la profundización de la opción vocacional es importante la experiencia de trabajo que deben hacer los candidatos. En esta etapa es importante descubrir que la profesión está al servicio de la opción vocacional que hicieron cuando manifestaron su deseo de ingresar al Seminario.

C. Se espera de los candidatos en esta etapa de la formación mucha alegría y decisión vocacional. Un seminarista profesional no puede empezar su estadía en el Seminario de manera vacilante y sin claras motivaciones vocacionales.

D. En esta etapa de la formación, los candidatos, deberán profundizar su experiencia de fe y oración; su conocimiento de los misterios de la salvación; su participación en las celebraciones litúrgicas; su integración en la vida comunitaria del Seminario y su práctica apostólica.

Nivelación Filosófica

A. Los estudiantes del Seminario Mayor de Profesionales que tengan títulos académicos en carreras técnicas, administrativas, económicas y relacionadas con las ciencias básicas, al terminar su año introductorio deberán hacer dos años de nivelación filosófica. De esta etapa de la formación se exonerarán los estudiantes del Seminario Mayor de Profesionales que, a juicio del Consejo de Formadores, hayan hecho suficientes estudios humanísticos en su formación universitaria.

B. Los objetivos de esta etapa de la formación son ayudar a los estudiantes a conocer aspectos importantes de la tradición filosófica de la Iglesia y ofrecer  elementos de tipo intelectual que les permitan conocer cuáles son las búsquedas racionales que tienen los hombres y mujeres de nuestra época. “La filosofía ayuda no poco al candidato a enriquecer su formación intelectual con el «culto de la verdad», es decir, una especie de veneración amorosa de la verdad, la cual lleva a reconocer que ésta no es creada y mediada por el hombre, sino que es dada al hombre como don por la Verdad suprema, Dios; que, aun con limitaciones y a veces con dificultades, la razón humana puede alcanzar la verdad objetiva y universal, incluso la que se refiere a Dios y al sentido radical de la existencia; y que la fe misma no puede prescindir de la razón ni del esfuerzo de «pensar» sus contenidos…” (P.D.V. 52).

C. Al terminar esta etapa de la formación el candidato debe estar en capacidad de hacer una síntesis personal entre los estudios profesionales que hizo antes de entrar al Seminario y los estudios filosóficos que realizó en el Seminario, de tal manera que pueda hacer un análisis crítico de la realidad.

Formación teológica

A. “La formación intelectual del futuro sacerdote se basa y se construye sobre todo en el estudio de la sagrada doctrina y de la teología. El valor y la autenticidad de la formación teológica dependen del respeto escrupuloso de la naturaleza propia de la teología, que los Padres sinodales han resumido así: «la verdadera teología proviene de la fe y trata de conducir a la fe»” (P.D.V. 53).

B. Los estudios de teología se realizarán en el Seminario Mayor San Pedro Apóstol. Se espera que al final de esta etapa de formación, los estudiantes del Seminario Mayor de Profesionales, tengan los suficientes elementos bíblicos, teológicos, morales, históricos y canónicos que les permitan testimoniar el Misterio de la fe.

C. A los estudiantes que están en este ciclo de formación se les permitirá trabajar hasta II de Teología. Al iniciar el tercer año de formación teológica, los estudiantes, deben renunciar a todo vínculo laboral y, de esa manera, prepararse para la ordenación diaconal, los exámenes de madurez teológica y la ordenación presbiteral.

D. Los estudiantes podrán hacer la petición a la Candidatura, Ministerios y Ordenes Sagradas al final del ciclo filosófico y de cada año de teología.

E. Habitualmente los estudiantes no harán año de pastoral. Si el Consejo de Formadores juzga conveniente un tiempo fuera del Seminario se le puede solicitar a un estudiante en cualquier momento de su formación teológica tener una experiencia pastoral.

Visto 944 veces Modificado por última vez en %AM, %10 %645 %2017 %09:%Nov