Nosotros

MISIÓN

Evangelizar a los hombres y mujeres que viven en la Arquidiócesis de Cali para que lleguen a ser plenamente discípulos de Jesucristo y misioneros suyos, que trabajen con el poder del Espíritu Santo y la protección de Santa María Virgen, para establecer el Reino del Padre en el mundo.  

 

VISIÓN

Que la Arquidiócesis de Cali sea para el 2020 una Iglesia en comunión, evangelizada, misionera, profética y viva, en constante conversión, animada por miembros coherentes, que camina con los pobres y excluidos, comprometida con un plan evangelizador vinculante, que asuma con audacia la defensa de la vida y la familia, con comunidades parroquiales renovadas y líderes capaces de transformar la sociedad, utilizando las nuevas tecnologías y sus medios para la eficaz evangelización.

 

Nueva Evangelización 

La organización pastoral de la Arquidiócesis de Cali  ha optado por una nueva evangelización; evangelización llena de Espíritu Santo, encarnada en la realidad concreta de las parroquias, participativa en donde  todos somos corresponsables en los procesos de madurez  en la fe y en la opción del compromiso cristiano. La Nueva Evangelización quiere formar cristianos adultos, verdaderos discípulos del Señor, donde todos vivamos el misterio de la Iglesia en pequeñas comunidades para ser misioneros comprometidos con la construcción en el mundo del Reino de Dios.

 

Familia 

La familia es el valor más querido por nuestros pueblos y creemos que se debe asumir la preocupación por ella como uno de los ejes fundamentales  de toda la acción evangelizadora de la Iglesia. Se debe por tanto impulsar una acción pastoral dentro de los ambientes de la familia que promueve la cultura de la vida, que defienda los derechos de las familias, y ayude a construir una familia cristiana fundada en el sacramento del matrimonio, signo transparente del amor de Dios. La familia debe asumir su ser y misión en el ámbito de la sociedad y de la Iglesia. (Aparecida, nn 432-436)

 

Reconciliación

Es necesario educar y favorecer en toda la Arquidiócesis de Cali los gestos, obras y caminos de reconciliación y amistad social, de cooperación e integración. La reconciliación está en el corazón de la vida cristiana. Es iniciativa propia de Dios en busca de nuestra amistad, que comporta consigo la necesaria reconciliación con el hermano.  La Iglesia ha de educar y conducir cada vez más a la reconciliación con Dios y con los hermanos. Hay que sumar y no dividir. Es necesario cicatrizar las heridas de la violencia, del secuestro, evitar las exasperaciones y polarizaciones que hacen daño a la patria.

Educación

La Escuela católica está llamada a una profunda renovación. Debemos rescatar la identidad católica de nuestros centros educativos por medio de un impulso misionero valiente y audaz, de modo que llegue a ser una opción profética plasmada en una pastoral de la educación participativa. Dichos proyectos deben promover la formación integral de la persona teniendo su fundamento en Cristo, con identidad eclesial y cultural, y con excelencia académica. Además ha de generar solidaridad y caridad con los más pobres.

El acompañamiento de los procesos educativos, la participación en ellos de los padres de familia, y la formación de docentes, son tareas prioritarias de la pastoral educativa.

Se propone que la educación en la fe en las instituciones católicas sea integral y transversal en todo el currículum, teniendo en cuenta el proceso de formación para encontrar a Cristo y para vivir como discípulos y misioneros suyos, e insertando en ella verdaderos procesos de iniciación cristiana. Asimismo se recomienda que la comunidad educativa, (directivos, maestros, personal administrativo, alumnos, padres de familia, etc.) en cuanto auténtica comunidad eclesial y centro de evangelización, asuma su rol de formadora de discípulos y misioneros en todos sus estamentos. Que desde allí, en comunión con la comunidad cristiana que es su matriz, promueva un servicio pastoral en el sector en que se inserta, especialmente de los jóvenes, la familia, la catequesis y promoción humana de los más pobres. Estos objetivos son esenciales en los procesos de admisión de alumnos, sus familias y la contratación de los docentes.

  

La subdivisión territorial de una diócesis, que comprende varios arciprestazgos forma una zona episcopal.

Las zonas pastorales son un instrumento de diálogo y un signo eficaz de comunión dentro de la diócesis, tanto entre las parroquias que integran la zona episcopal, como entre éstas y los órganos arquidiocesanos de Gobierno.

Los objetivos de las zonas episcopales de la Arquidiócesis de Cali consisten en promover y coordinar lasacciones de conjunto, de acuerdo con el Plan Pastoral Arquidiocesano, teniendo en cuenta las características peculiares de cada zona episcopal.

Tienen como misión ser un ámbito de reflexión y evaluación del dinamismo pastoral de la zona, en coordinación con la pastoral diocesana y ser un espacio privilegiado para la formación permanente de los sacerdotes y agentes de pastoral.

 

Zona Episcopal del Centro: San Nicolás – Vicario Pbro. Carlos Rivadeneira

Zona Episcopal del Norte: Nuestro Señor de Buen Consuelo – Yumbo – Pbro. José María López Rodríguez

Zona Episcopal del Sur: Nuestra Señora del Rosario de Jamundí – Pbro. Jhony Muñoz Sánchez 

 

Zona Episcopal del Oriente: Señor Jesús de la Divina Misericordia – Pbro. Wiston Mosquera

Vicarios Episcopales de Zonas

Concejo Zonal de Gobierno: Arciprestes de zona

Concejo Zonal de Pastoral: Sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos

Comité Institucional de Zona: Rectores de colegio, Universidad, SERES, Camposanto, Pastoral  Social, Representantes de Parroquia.

¿Qué es un arciprestazgo?

Es la agrupación de parroquias cercanas para facilitar la labor pastoral, mediante una actividad común. Es un conjunto territorial de parroquias. Normalmente las parroquias vecinas forman un arciprestazgo según la división realizada en la diócesis.

En cada uno de ellos se deben favorecer los siguientes lineamientos:

  1. Generar comunidad de presbiterio y fraternidad sacerdotal.
  2. Animar el Plan Pastoral Arquidiocesano.
  3. Administración Parroquial.
  4. Prever la creación de nuevas parroquias.

 

¿Qué es una parroquia?

La parroquia es una determinada comunidad de fieles constituida de modo estable en la Iglesia Particular, cuya cura pastoral, bajo la autoridad del Obispo diocesano, se encomienda a un párroco, como su pastor propio.

El párroco es el pastor propio de la parroquia que se le confía, y ejerce la cura pastoral de la comunidad que le está encomendada bajo la autoridad del Obispo diocesano en cuyo ministerio de Cristo ha sido llamado a participar, para que en esa misma comunidad cumpla las funciones de enseñar, santificar y regir, con la cooperación también de otros presbíteros o diáconos, y con la ayuda de fieles laicos, conforme a la norma del derecho.

 

 

Arzobispo

Monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía

Nació el 15 de marzo de 1948 en el municipio de Valparaíso, territorio eclesiástico de la diócesis de Jericó. Cursó el bachillerato del Seminario Menor “San Juan Eudes” de Jericó, estudió la filosofía en la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín y la teología en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Es licenciado en teología bíblica de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Fue ordenado sacerdote para la Diócesis de Jericó el 17 de octubre de 1976. Entre 1986 y 1989 se especializó en Teología Bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana.

Durante su ministerio ha desempeñado los siguientes cargos:

  • Profesor del Seminario Menor de Jericó y Delegado diocesano para la juventud y las vocaciones.
  • Vicario Parroquial en Cartago, Valle (1978).
  • Párroco en Santa Inés y Betania sucesivamente, en la diócesis de Jericó (1979-1983).
  • Director de las secciones de laicos en la Conferencia Episcopal de Colombia (1983-1986).
  • Asesor Nacional de la Acción Católica y del Concejo de Laicos.
  • Profesor en el Seminario Mayor de Jericó (1989-1990).
  • Rector de los Seminarios Mayor y Menor de Jericó (1990-1993).
  • El 7 de octubre de 1993, fue nombrado obispo titular de Lunca di Mauritania y Auxiliar de Medellín.

Recibió la consagración episcopal el 15 de noviembre del mismo año de manos del Nuncio Apostólico, Paolo Romeo y fue consagrante el entonces arzobispo de Medellín, monseñor Héctor Rueda Hernández. El 25 de julio de 2001, fue nombrado obispo de Málaga-Soatá y tomó posesión de esa sede el 29 de septiembre del mismo año. 

El 3 de junio de 2010, el papa Benedicto XVI lo nombró como Arzobispo Coadjutor de Cali con derecho a sucesión de monseñor Juan Francisco Sarasti Jaramillo, en ese entonces arzobispo de Cali. La posesión canónica fue el 1 de agosto de 2010 en la Catedral Metropolitana de Cali.

Luego, el 18 mayo de 2011, su santidad lo nombra Arzobispo metropolitano de Cali, después de aceptar la renuncia de monseñor Sarasti Jaramillo, ahora Arzobispo Emérito de Cali.

EscudoArzobispoEscudo de Excelentísimo monseñor
Dario de Jesús Monsalve Mejía
Arzobispo Metropilitano de Cali

  

DESCRIPCIÓN HERÁLDICA

En campo de azur (azul) un farallón de sinople (verde) recortado en plata. Sobre el farallón la imagen de Cristo Rey. Al pie del farallón un río de oro; al pie del río, una corona de reina en oro.

Por timbre un galero verde de Arzobispo Metropolitano y una cruz arzobispal de la cual pende el sacro palio, y por divisa una cinta en la que está escrito: “Dominus Tecum”.

 

DESCRIPCIÓN SIMBÓLICA

El campo de azur, simboliza la fe, la trascendencia, la hondura de la vida espiritual. Es memoria fervorosa de la fe en María Santísima a la que está unida la vida del Arzobispo, pues fechas marianas marcan su camino episcopal: fue publicado su nombramiento de Obispo en la Fiesta del Rosario; se formó a la sombra de la piedad mariana de sus antepasados y sirvió a la iglesia de Jericó, puesta bajo el patrocinio de Nuestra Señora de las Mercedes.

El farallón une en la misma cadena de esperanza (verde) bañada por la confianza de Dios (plata), los Andes, los farallones de Valparaíso, población de origen del Arzobispo y los Farallones de Cali, símbolo de la ciudad en la que ahora lo ha puesto el Señor como Pastor. Monta el farallón la efigie de Cristo Rey de Cali, tutelar protección de la ciudad y, besa el pie de la montaña un río de oro, representando un sistema fluvial del Cauca que, tocando primero las tierras payanesas, trae en secular experiencia de evangelio, la corriente mística de la fe al Valle fecundo y generoso.

La corona de oro simboliza la corona de la Virgen de los Remedios, patrona de la Arquidiócesis de Cali, puesta a los pies como evocación de la humildad de la Madre de Dios, a la que el lema saluda con el “Dominus Tecum” que proviene de la voz del Arcángel que así la trata en la aurora de la Redención y que es también, en este caso, dulce promesa para el Arzobispo que inicia su servicio, pues con su pastoreo ha de decirle a la Iglesia de Cali: “el Señor está contigo” (Cfr. San Lucas 1,28).

La cruz en oro y el galero arzobispal, son los distintivos del Pastor Metropolitano, a los que se une el sacro palio, tomado de la tumba de Pedro, le recordará al Pastor, el suave yugo del rebaño que Dios le ha confiado.

Edición 2015

 

 

Obispos Auxiliares

 

MONSEÑOR LUIS FERNANDO RODRÍGUEZ VELÁSQUEZ

Monseñor Luis Fernando Rodríguez Velásquez nació en Medellín el 8 de diciembre de 1959. Estudió filosofía y teología en el Seminario Mayor de Medellín. Obtuvo el título de Licenciado en Teología en la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, la Licenciatura en Derecho Canónico en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, el doctorado en Derecho Canónico en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá y la licenciatura en Educación Religiosa en la Pontificia Universidad Bolivariana de Medellín.

Fue ordenado sacerdote el 25 de agosto de 1984, incardinado en la Arquidiócesis de Medellín.

Después de su ordenación ha ocupado los siguientes cargos: Vicario Parroquial de la parroquia de San Blas (1985-1986), Formador y Vice-Rector del Seminario Mayor de Medellín (1985-1990), Vice Canciller de la Arquidiócesis de Medellín y Secretario de Arzobispo (1986-1990), párroco de la parroquia de Santa María la Virgen (1990), oficial del Consejo Pontificio para la Familia (1990-1997), párroco de la parroquia de El Sagrario (1997-2000), Vicario Judicial adjunto del Tribunal de la Arquidiócesis (1998-2004); fue profesor (1986-2003), Capellán (2000-2004) y Rector (2004-2013) de la Universidad Pontificia de Medellín Bolivariana, y, desde 2013, administrador parroquial de la parroquia San José del Centro y Vicario General de la Arquidiócesis de Medellín.

Recibió el título de Capellán de Su Santidad el 21 de diciembre 1995.

Monseñor Juan Carlos Cárdenas Toro

Monseñor Juan Carlos Cárdenas Toro nació en Cartago, Valle, el 31 de mayo de 1968. Sus padres son Jesús Gonzalo Cárdenas Cárdenas y Edilma Toro (ya falleci­da); es su única hermana menor, Ana Margarita.

Sus estudios iniciales, hasta tercero de primaria, los cur­só bajo la tutela de su propia madre, que era educadora. Culminó este ciclo en la Escuela San Juan Bosco de Cartago, para luego convertirse en alumno del Instituto Técnico Industrial Indalecio Penilla, de la misma ciudad, durante los años de la secundaria.

Posteriormente encauzó su vida profesional hacia el campo de las comunicaciones, dando sus primeros pa­sos en la ciudad de Cali. En este tramo se desempe­ñó por siete años en las emisoras locales de Cartago, Radio Robledo y Ondas del Valle; después como repor­tero para noticieros regionales en el Canal Telepacífico y finalmente en los noticieros de la televisión nacional, tarea que alternaba simultáneamente con estudios uni­versitarios y comunicación audiovisual.

Involucrado en estos proyectos personales y abriéndo­se paso en el área de la información, decidió dar res­puesta a la inquietud vocacional, advertida ya desde su temprana juventud. Ingresó en el Seminario Nacional de Cristo Sacerdote de la ciudad de la Ceja, Antioquia, y un año después, por voluntad del primer Obispo de Carta­go, Monseñor José Gabriel Calderón, fue admitido en el Seminario Mayor de Nuestra Señora de la Anunciación, donde continuaría su formación filosófica y teológica.

Recibió la Ordenación Diaconal el 1 de mayo de 1997 y el 6 de septiembre del mismo año fue ordenado Presbí­tero por el segundo Obispo de Cartago, monseñor Luís Madrid Merlano.

Durante su ministerio sacerdotal en la Diócesis de Carta­go, monseñor Juan Carlos se desempeñó como:

  • Vicario Parroquial de la Parroquia del Perpetuo Socorro, profe­sor y Director Espiritual del Seminario Menor y delegado para la Pastoral Familiar (1997)
  • Párroco de la Parroquia de la Epifanía del Señor (1998)
  • Rector del Santuario del Divino Ecce Homo en Ricaurte; Formador, Ecónomo y Director Espiritual del Seminario Mayor Diocesano, de­legado para los medios de comunicación social y asesor espiritual para los Cursillos de Cristiandad (1999-2001)
  • Párroco de la San Nicolás de Tolentino (2003-2005)
  • Nuevamente Rector del Santuario del Divino Ecce Homo (2005-2010)
  • Delegado Diocesano para la Nueva Evan­gelización (2005-2007)
  • Director de Desarrollo Social y Comunitario de la Corporación Diocesana Pro Comuni­dad Cristiana (2007-2010).

Desde el 2010 y hasta su nombramiento como Obispo Auxiliar de Cali, prestó sus servicios a la Iglesia Colom­biana en la Conferencia Episcopal, primero como subdi­rector del Secretariado Nacional de Pastoral Social, pri­mer Director del Departamento para la Promoción y De­fensa de la Vida, y después como Secretario Adjunto del Episcopado Colombiano y Director del Departamento de lugares Eclesiales para la Vivencia de la Comunión.

Monseñor Juan Carlos es Licenciado en Filosofía de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y en Teología de la Universidad San Buenaventura, sede Bogotá.

 

 

 

 
Diócesis sufragáneas

 escudo buga



 

 

Diócesis de Buga

Sede: 
Buga
Erigida como diócesis: 
Junio 29 1966
Dirección curia: 
Carrera 14 N. 4-83, Buga, Valle, Colombia
Teléfono: 
(22) 227.18.12; 227.18.66 Fax: 236.63.36
Email: 
bugadioc@cec.org.co
Página web: 

Jerarquía Apostólica:

 escudo dio btura

 

 

 

 

Diócesis de Buenaventura

Sede: 
Diócesis de Buenaventura
Erigida como diócesis: 
Noviembre 14 1952
Elevada arquidiócesis: Noviembre 30 1996
Dirección curia: 
Calle 3B N. 8-47, Buenaventura, Valle, Colombia
Teléfono: 
(2) 242256
Email: 
Jerarquía Apostólica:

escudo cartago


 

 

Diócesis de Cartago

Dirección curia: Carrera 5, N. 13-87, Cartago [Valle], Colombia
Teléfono: (2) 212-3746 Fax: 211-3568
Email: cartagodioc@cec.org.co
Página web: www.diocesisdecartago.org

Jerarquía Apostólica:

 

escudo palmira


 

 

Diócesis de Palmira

Dirección curia: 
Calle 30 N. 29-79, Palmira, Valle, Colombia
Teléfono: 
(2) 2722872 Fax: 2723032

Jerarquía Apostólica:

   

 

La Arquidiócesis de Cali está situada en el Departamento del Valle del Cauca al suroccidente de Colombia. Es una jurisdicción religiosa católica que acompaña espiritualmente a los habitantes de los municipios de Cali, Jamundí, Yumbo, Dagua y La Cumbre.

Limita por el Norte con la Diócesis de Palmira; por el Sur con la Arquidiócesis de Popayán; por el Oriente con la Diócesis de Palmira y la Arquidiócesis de Popayán y por el Occidente con la Diócesis de Buenaventura.

La sede episcopal corresponde a la ciudad de Santiago de Cali, fundada en 1536, que cuenta con una población aproximada de 2.219.633 habitantes.

El Papa San Pío X creó la Diócesis de Cali el 7 de julio de 1910, segregándola de la Arquidiócesis de Popayán. Nombró como primer Obispo a Mons. Heladio Posidio Perlaza Ramírez, quien se posesionó el 24 de agosto de 1912. Por Bula del 20 de junio de 1964, el Papa Pablo VI elevó la Diócesis a la categoría de Arquidiócesis.

La mayoría del territorio de la Arquidiócesis es terreno plano situado entre 800 y 1000 metros sobre el nivel del mar con tierras muy fértiles. Por el occidente atraviesa el ramal occidental de la Cordillera de Los Andes que alcanza 4.200 metros de altura en el pico más alto de los llamados Farallones de Cali.

La Arquidiócesis de Cali está ubicada en el Departamento del Valle del Cauca en Colombia, situado en el suroccidente del país, entre la Región Andina y la Región Pacífica. Gran parte del departamento está en el valle geográfico del Río Cauca, entre las cordilleras occidental y central y de donde proviene su nombre. Su capital es Santiago de Cali.

 

PROVINCIA ECLESIÁSTICA DE CALI

Las diócesis se agrupan, según del CÓDIGO DE DERECHO CANÓNICO (CC 431-446), en provincias eclesiásticas delimitadas territorialmente, con la finalidad de promover una acción pastoral común en varias diócesis vecinas y fomentar, de manera más adecuada, las recíprocas relaciones entre los obispos diocesanos.

En cada Provincia debe haber una diócesis, que por su antigüedad o su importancia, reciba el título de “Arquidiócesis Metropolitana”. Las demás diócesis, en cambio, reciben el título de Diócesis “Sufragáneas”.

Cali, por lo tanto es Arquidiócesis Metropolitana cuyas diócesis sufragáneas son: Buenaventura, Buga, Cartago y Palmira.

La Arquidiócesis de Cali, comprende los municipios de: Santiago de Cali, Jamundí, La Cumbre, Dagua, Yumbo

  

Oficialmente Santiago de Cali, es la capital del departamento de Valle del Cauca y la tercera ciudad más poblada de Colombia.

Fundación: 25 de julio de 1536
Superficie: 564 km²
Tiempo: 19°C, viento del NE a 2 km/h, humedad del 89%

Es la tercera ciudad más poblada del País. El área Metropolitana de Cali está conformada por los municipios de Candelaria, Jamundí, Palmira y Yumbo.

Población
Total (2013)            2.319.6845 hab.
Metropolitana        3.466.0963 4 hab.
Densidad                4.099,8 hab./km²

El 30,9 por ciento de la población residente en Cali, ha alcanzado el nivel básica primaria y el 38,1 por ciento secundaria; el 9,5 por ciento ha alcanzado el nivel profesional y el 1,5 por ciento ha realizado estudios de especialización, maestría o doctorado. Cuenta con 161 parroquias.

Es uno de los 42 municipios colombianos, perteneciente al Departamento del Valle del Cauca, localizado en la región sur del departamento dentro del Área Metropolitana de Cali.
Tiempo: 19°C, viento del NE a 2 km/h, humedad del 89%

Con una extensión: 655 Km2  ubicada a 24 km de Cali hacia el sur del Departamento.

Población     120.000 hab. (Censo DANE 2005)
Densidad       146,7 hab./km²

Cuenta con 6 parroquias.

Se localiza en la vertiente occidental de la cordillera Occidental en jurisdicción del Departamento del Valle del Cauca.

Población     11.001 hab.
Densidad     47 hab./km²

Distancia de Cali 29.4 Km .
Posee 2 Centros Parroquiales.

Ubicada entre los municipios de Cali y Buenaventura, dista de Cali a 47.7 Km. Cuenta con una población de 38.825 habitantes. 1 Centro Parroquial,   a 3º38’45” latitud norte y 76º41’30” longitud oeste.

El municipio fue fundado en el año 1909 por la Compañía constructora del Ferrocarril del Pacífico en una hondonada de la Cordillera Occidental de los Andes, a orillas del Río Dagua. Por aquella época y años inmediatamente posteriores, esta población, y más propiamente desde el 20 de julio del citado año, comenzó su impulso gracias a la instalación de los talleres del Ferrocarril para la reparación y construcción de toda clase de herramientas. Los terrenos en donde se fundó fueron vendidos al Ferrocarril y luego fueron donados para la construcción del caserío.

El municipio de Yumbo se encuentra localizado al norte de la ciudad de Cali. Es el municipio más cercano de Cali, a tan solo 10 minutos y 12 kilómetros de su casco urbano. Es uno de los 42 municipios que conforman el Departamento del Valle del Cauca, ubicado en el Área Metropolitana de Cali. Es conocido como la Capital Industrial del valle, debido a las más de 2.000 fábricas asentadas en su territorio limítrofe con Cali, capital del Valle del Cauca. Cuenta con 8 parroquias.

Superficie: 222 km²

12 km a Cali

95.509 habitantes

Densidad 407,25 hab./km²

 

La Arquidiócesis de Cali está ubicada en el Departamento del Valle del Cauca en Colombia, situado en el suroccidente del país, entre la Región Andina y la Región Pacífica.