Jueves, 12 Octubre 2017 10:02
Fundación Arquidiocesana Banco de Alimentos, comprometidos en el rescate y aprovechamientos de alimentos

En la mañana de este martes 10 de octubre, La Fundacion Arquidiocesana Banco de Alimentos organizó en su sede un desayuno para conmemorar el Día Mundial de la Alimentación, a través de ponencias en las que se sensibilizó sobre las pérdidas y desperdicios de alimentos en Colombia.

El evento contó con la asistencia de Monseñor Darío de Jesús Monsalve, Arzobispo de Cali, Monseñor Juan Carlos Cardenas Toro, Monseñor Luis Fernando Rodríguez Velázquez, Obispos Auxiliares de Cali, la señora Gobernadora encargada María Cristina Lesmes, el Alcalde de Cali, Maurice Armitage, secretarías departamentales y municipales, representantes de empresas productoras, gremios, integrantes de las diferentes mesas de trabajo de Seguridad Alimentaria y Nutricional, comandos de las fuerzas militares y actores involucrados en el tema.

La Doctora Michela Espinosa, Coordinadora del área de Alimentación y Malnutrición para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, expuso el panorama de las pérdidas y desperdicios de alimentos a nivel nacional y mundial, con el propósito de promover la implementación de estrategias en el mejoramiento de la seguridad alimentaria y nutrición en el territorio. Además de resaltar el trabajo que viene adelantando la FAO en Colombia para disminuir las perdidas y desperdicios al 2025. 

Uno de los actores claves que realiza diariamente una labor social y ambiental para evitar el desperdicio, es el Banco de Alimentos Cali, fundación que ha trabajado por los más necesitados, beneficiando actualmente a más de 47.000 personas, donde el 63 % de su atención son primera infancia, infancia y adolescencia.

El padre Oscar de la Vega, Director Ejecutivo del Banco de Alimentos, presentó el tema "damos valor social a lo que ha perdido valor comercial", socializando los programas y proyectos que el Banco de Alimentos encamina para fomentar la confianza, ayuda y compartir el acceso a la alimentación con las comunidades vulnerables, con sentido de solidaridad y responsabilidad social, siguiendo la doctrina social de la iglesia católica.

El acto concluyó invitando los asistentes a vincularse a la campaña digital #SoyConsciente alimentariamente: Comparto y no desperdicio, que viene adelantando la fundación, con el fin de sensibilizar sobre el desperdicio de alimentos y como cada una de las personas y hogares pueden evitarlo.

Iconos Web 04

Ver Galería